El arte invisible de los tipos II

Después de haber analizado, siguiendo nuestro curioso interés tipográfico los tipos góticos y los romanos, nos vamos a centrar en la evolución que estos últimos siguieron, dejando para un último post, los tipos de palo seco y otras creaciones.

Tipos Neoclásicos.

Como decíamos nos vamos a adentrar siempre siguiendo la clasificación tipográfica sencilla de Enric Satué, en los tipos Neoclásicos o Modernos, son realmente una evolución de los tipos Romanos; y están inspirados por el ambiente romántico de la época, la búsqueda de la belleza de inspiración griega y la posibilidad técnica de hacer acabados más sutiles que los que anteriormente permitían las viejas imprentas.

Empezemos con los dos reyes de este estilo, el tipo Bodini y el Didot, aunque existe discordancia entre el texo de la Wikipedia y el de Enric Satué, puedo aceptar que estos tipos fueron inspirados por Simon Fournier y su tipografía (aunque quizá no pueda calificarse ella mísma como neoclásica), que sin duda habían mejorado en mucho; y es que probablemente tanto la Bodoni, como la Didot son las únicas tipografías presumidas, sin dudarlo son bonitas y lo saben. Esta es la razón de que no sean aptas para todo diseño porque pueden parecer presuntuosas (Max Aub decía en su obra “Signos de ortografía”; “Era tan elegante, tan inglés, que le decían “El Bodoni“”) además su legibilidad no es demasiado buena comparada con otras tipografías.

Enric Satué nos sitúa la Bodoni antes que la Didot, parece más probable que fuera Firmin Didot el primero en crear su tipo; no obstante es claro que ambos estudiaron juntos y conocieron el tipo Fournier en el que se basaron; por eso e independientemente de quien haya inspirado a quién, ambas tipografías tienen su mérito y personalidad, y aunque sean muy similares suele decirse que el Didot es más cálido y el Bodoni más robusto, comparen ustedes mismos:

Didot:

Bodoni:

Os dejo la selección de Enric Satué de los tipos neoclásicos:

 

Tipos Egipcios

Ahora debemos recordar una gran revolución que vino de caballo con la Revolución Francesa (bueno, cuando decimos gran revolución se entiende todo lo grande que a la gente le pueda parecer la importancia de modificar el tamaño y forma de las serifas)

En esta época se realiza un paso totalmente contrario a lo que constituyó la evolución de los tipos neoclásicos; si estos en su delicada sutileza deciden reducir a la míma expresión las gracias o serifas, es decir esos pequeños acabados con los que se “adornan” las letras; los tipos Egipcios, también llamados “Slab serif” afirman su gracia con orgullo recalcando sus atributos de una forma notable; lo cual, aunque los hace más toscos y brutos (el mismo Satué llega a compararlos con el monstruo de Frankesnstein); lo cierto es que tienen una legibilidad muy interesante para tipos de cuerpo grande; y hace que hayan sido utilizados muchas veces desde su nacimiento; aún hoy son habituales en carteles de tiendas, películas del Oeste e incluso, y sobre todo, periódicos.

El tipo Clarendon es si no el primero, ya que la tipografía egipcia se remonta a 1817 donde aparece en un muestrario de Vincent Figgins, el más conocido representante de esta clase de los Egipcios, y precisamente el que los hizo famosos. (según creo llevan este nombre “Egipcios” porque el Clarendon se acuñó justo coincidiendo con las expediciones a Egipto de Napoleón Bonaparte) Es sin duda el rey de su categoría, según lo que he podido averigüar fue emitido por William Thorowgood en 1845 a nombre de su empresa Thorowgood y compañía; su segundo socio era Robert Besley a quien la Wikipedia atribuye el diseño del tipo; jubilado Thorowgood la empresa pasa a llamarse Besley y compañía, (ahora junto con Benjamin Fox, a quien Enric satué atribuye el diseño del tipo)

Personalmente me gusta la “a” minúscula, creo que tiene mucha personalidad, y poca vergüenza, podríamos decir.

 

 

Seguramente algunos estaréis recordando aquellos tipos enormes de las pelis del oeste, claro, estos también son tipos egipcios; tenemos el tipo Playbill:

http://s275.photobucket.com/albums/jj287/Auluses/?action=view&current=Playbill.gif

Y ahora os dejo con una pequeña recopilación de fuentes y sus respectivos creadores, otra vez, como en la anterior, está extraída de un texto de Enric Satué, los enlaces no, claro.

Finalmente vamos a dejar como resumen de los dos artículos escritos la página de la Wikipedia donde se recogen algunos ejemplos de tipografías tipo serif.

Un comentario en “El arte invisible de los tipos II”

Los comentarios están cerrados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies