Autores: Bécquer y otras Cosas

Hablaremos un poco de Gustavo Adolfo Bécquer, otro poeta que leí en mi juventud… Lo leí hasta la saciedad. Llegué a aprenderme muchísimas rimas de memoria. Incluso es posible que mis primeros pinitos en la poesía fueran simple imitación de sus rimas: la IV, la VII, la XI con la que me sentía identificadísimo y aún hoy, la XIII, esta, la XV le gustaba a Moncho ¡Ah! y esta, la XVII, que fue la primera que aprendí de memoria para clase de literatura; había escogido la más corta ¡¡Claro!! (bien podía haber escogido esta XX otra) y claro la famosísima XXI y la XXIII. A mi me gustaba la XXX, por lo que significa. La XXXVIII, y clarisimamente la LIII, que yo había musicado. La LX…  En fin hay tantas que no se pueden dejar de nombrar. Pongo aquí mi preferida, que repetía y repetía como expresión de mi tristeza:

Olas gigantes que os rompéis bramando
en las playas desiertas y remotas,
envuelto entre la sábana de espumas,
¡Llevadme con vosotras!
Ráfagas de huracán que arrebatáis
del alto bosque las marchitas hojas,
arrastrado en el ciego torbellino,
¡Llevadme con vosotras!
Nubes de tempestad que rompe el rayo
y en fuego encienden las sangrientas orlas,
arrebatado entre la niebla oscura,
¡llevadme con vosotras!
Llevadme por piedad a donde el vértigo
con la razón me arranque la memoria.
¡Por piedad!, ¡tengo miedo de quedarme
con mi dolor a solas!

y eso…

Enlaces:

  1. Biografía: Wikipedia,
  2. Obra:Wikisource, Cervantes Virtual,
  3. Multimedia: youtube,

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies