Autores: Garcilaso de la Vega (Poeta)

Probablemente uno de mis poetas preferidos es Garcilaso de la Vega, “si Garcilaso volviera yo sería su escudero…” su poesía es radicalmente actual, de una sensibilidad asombrosa y con una fuerza poética total, no lo digo por decir, mi verso preferido es este:

“Señora mía, si yo de vos ausente
en esta vida duro y no me muero
paréceme que ofendo a lo que os quiero
y al bien del que gozaba en ser presente (…)”

Me encanta, y me encanta porque es un poema totalmente sincero, no dice esas cursiladas de: “no puedo vivir sin ti”, “me muero”, etc… Aquí se dice lo que se dice y no lo voy a repetir porque queda ya dicho, pero es genial.

Hay otro poema famosísimo; en este caso el autor sí que dice que sin ella se muere, un tanto cursi, pero en fin… Es quizá de los mejores poemas de amor que yo haya leído nunca. Con permiso de Neruda y de Quevedo claro, que no creo que tuvieran nada que objetar:

Soneto V

Escrito está en mi alma vuestro gesto,
y cuanto yo escribir de vos deseo;
vos sola lo escribisteis, yo lo leo
tan solo, que aun de vos me guardo en esto.
En esto estoy y estaré siempre puesto;
que aunque no cabe en mí cuanto en vos veo,
de tanto bien lo que no entiendo creo,
tomando ya la fe por presupuesto.
Yo no nací sino para quereros;
mi alma os ha cortado a su medida;
por hábito del alma misma os quiero.
Cuanto tengo confieso yo deberos;
por vos nací, por vos tengo la vida,
por vos he de morir, y por vos muero

Aunque sé que a la mayoría les gustará más el último terceto, a mi me gusta el primer cuarteto; la primera vez que lo leí, probablemente no haya sido así, pero después de haberlo leído y releído hasta desgastarme la memoria he decidido que todo él es absolutamente genial, en el primer cuarteto porque no sólo le dedica a la afortunada este bellísimo poema entero, sino que le dice, fíjense que humildad, “vos sóla lo escribistéis yo lo leo tan sólo” en fin, y el primer terceto… y eso que no me he puesto a alalizar la métrica y los acentos y todas esas cosas que ya no tienen los poetas de hoy porque les suenan cursis, sí, a todos los que leo les suena cursi un poema medido, pero no, a Garcilaso no, él era un guerrero.
Otro poema que me encantaba era una de sus églogas, me lo sabía de memoria:

¿Quién me dijera, Elisa, vida mía,
cuando en aqueste valle al fresco viento
andábamos cogiendo tiernas flores,
que había de ver con largo apartamiento
venir el triste y solitario día
que diese amargo fin a mis amores?

El cielo en mis dolores cargó la mano tanto,
que a sempiterno llanto y a triste soledad me ha condenado;
y lo que siento más es verme atado
a la pesada vida y enojosa,
solo, desamparado, ciego, sin lumbre, en cárcel tenebrosa

Y la lira, por supuesto, “si de mi baja lira” y claro, nos ha quedado el canon del sonteto de endecasílabo italiano, “En tanto que de rosa y azuzena
Enlaces

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies